9 mar. 2012

Facebook en el aula, una herramienta para la comunicación


La sociedad de la información está realizando grandes cambios en el proceso de enseñanza-aprendizaje, así como en la manera en la que nos relacionamos, nos divertimos y trabajamos. Los alumnos reciben una cantidad de información muy superior a lo que hace años un libro de texto o una enciclopedia podía mostrarles. Nos encontramos en la era del conocimiento y de la información y la escuela debe aprender a usar este recurso de manera eficaz, integrándolo en el aula y sacando el máximo partido a las posibilidades que nos ofrecen los nuevos entornos de enseñanza-aprendizaje.

Las redes sociales forman una parte muy importante de la vida de los jóvenes en su rutina diaria. Constantemente se encuentran conectados a alguna de éstas, estableciendo relaciones sociales diversas. El mundo educativo no puede quedarse al margen de este proceso. La obligación de los educadores es que los jóvenes aprendan a hacer un uso adecuado de esas herramientas mostrándoles sus potencialidades. Pero no sólo debemos formar a nuestros alumnos, sino que debemos formarnos a nosotros mismos y a las familias. Se trata de realizar un acompañamiento digital común y así, entre todos, las posibilidades son mucho más extensas.

Facebook es la red social más conocida y usada en el mundo. Se trata de una herramienta que permite establecer contacto y comunicación con otras personas desde cualquier parte del planeta de manera directa. El uso de ésta es muy variado, según el contexto o los intereses de cada uno. La mayoría de los usuarios establecen diálogo con amistades, antiguos compañeros, familiares o con personas con las que comparten gustos o intereses afines. Las posibilidades son infinitas. Desde apoyar causas, organizar eventos, compartir intereses, hasta vender artículos o buscar empleo. Facebook ofrece una cantidad de recursos que pueden ser útiles para la educación en el contexto de comunicación constante en el que vivimos. La escuela tradicional en la que el alumno se limitaba a recibir información ya quedó obsoleta hace mucho tiempo. El educador debe trabajar mediante la comunicación y hacer partícipe al alumno en cada una de las actividades. Facebook permite crear un ámbito de trabajo que facilita la comunicación continua y propicia una actividad constante y participativa de los usuarios. Este aspecto es muy positivo en el aula, ya que permite a los estudiantes relacionarse entre sí de una manera directa intercambiando opiniones e información que, quizás, si se hubieran expuesto en el aula, hubiera podido cohibirlos. El diálogo en la Red es fácil e instantáneo y el hecho de mantenerse en contacto constante con compañeros de clase, permite a los alumnos que se encuentren en un ambiente favorable y que aumente la motivación para realizar sus trabajos gracias a la mezcla del aprendizaje formal e informal.

A la vez, Facebook permite que el docente pueda poner a disposición de todos los miembros de la comunidad educativa diverso material para su asignatura. Por lo tanto, podemos beneficiarnos muchísimo de esta herramienta gratuita y conocida, ya que nos permitirá centralizar todas las actividades que deseemos realizar en un entorno educativo que refuerza el sentido de pertenencia al grupo. De esta manera, los docentes y los alumnos establecen una relación más cercana en la que se facilita la comunicación entre ellos, así como la cooperación y colaboración entre los miembros de un equipo de trabajo.

Facebook por sí solo no educa, debemos dirigir la herramienta y acompañar a los alumnos en este proceso para que conozcan las posibilidades así como los riesgos que supone establecer un perfil público. Debemos educarlos para la comunicación mostrándoles que no existe un saber dado e impuesto sino un conocimiento compartido y un aprendizaje continuo.

Fuente: Educared

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar en mi blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compartir