30 abr. 2012

Potencia la autoestima reduce el fracaso escolar

Fomentar la creatividad en las aulas y la autoconfianza de los alumnos son las claves del éxito para reducir el fracaso escolar. Se convierten, por ello, en el verdadero reto de los docentes.

Los padres y profesores desean lo mejor para sus hijos y alumnos, pero no siempre saben cómo conseguirlo. Por eso expertos en la materia aconsejan algunas reglas básicas que desde Apréndelo queremos mostrarte.

Uno de los grandes temas a debatir sigue siendo el fracaso académico cada vez más presente en nuestras aulas. Para intentar ponerle fin, la directora ejecutiva de la Escuela Europea de Coaching (EEC), Eva López-Acevedo, propone como solución potenciar la autoestima y confianza de los alumnos desde su etapa más temprana.

Según afirma López-Acevedo, hay maneras poco convenientes de potenciar la autoestima como castigar al alumno cuando comete un error. "Si un profesor al que un niño le da autoridad, le dice 'te está costando trabajo, pero tú puedes', el niño ve que apuestan por él; si por el contrario le dice que no ha estudiado, que es un inútil o un vago, ya le está demostrando que no le ve capaz". Además, anota que “los chicos suelen fijarse más en lo que les falta que en lo que tienen”.

Desde EEC, se está promocionando una nueva iniciativa, Teen class, donde se enseñan herramientas de coaching para aplicarlas en las relaciones personales y académicas. Este curso está pensado para adolescentes de entre 14 y 19 años donde serán capaces de adquirir valentía en sus inseguridades, saber buscar su propia felicidad, tomar sus propias decisiones o, entre otras cosas, superar sus miedos.

Así mismo, también hay un espacio dedicado a los padres, Teen class para padres, donde encontrarán un espacio de diálogo especialmente adaptado a ellos donde podrán resolver dudas y experiencias.
Enseñar a ser creativos

No es la única iniciativa que se propone como respuesta al abandono escolar. Hace poco tenía lugar la décimo quinta edición del Foro anual de Orientación de Florida Universitària donde se debatió la importancia de enseñar a pensar a los propios alumnos. Su directora, Victoria Gómez, destaca la relevancia de que los niños deben ser capaces de pensar por sí mismos y dejarles expresarse desde su propio lenguaje. Los profesores se convierten en guías de apoyo para los alumnos, pero deben ser ellos quienes tomen sus propias decisiones desde edades infantiles.

Virginia Ferrer, jefa de Estudios de Educación Social del Departamento de Didáctica y Organización Educativa de la Facultad de Pedagogía de la Universitat de Barcelona, aboga por la creatividad en las aulas, la responsabilidad compartida del alumnado y profesorado, y la actitud positiva para que dichos alumnos estén preparados para afrontar los constantes cambios a los que se enfrentarán a lo largo de su vida.

Estas y otras medidas pretenden convertir a los estudiantes de hoy, en exitosos profesionales del mañana.

Fuente: Apréndelo

24 abr. 2012

Los videojuegos y su potencial educativo



Un juego puede resultar tanto o más enriquecedor que cualquier otra actividad siempre y cuando el mismo ofrezca oportunidades de aprendizaje y sea abordado con la orientación y guía necesarias para aprovechar su valor educativo, y los videojuegos no son una excepción. 
 
No hay lugar a dudas, a los niños les gusta jugar. Tampoco es novedad que se puede aprender jugando. Los videojuegos son juegos digitales interactivos, se trata de softwares ejecutables en dispositivos electrónicos diversos tales como computadoras, teléfonos móviles, consolas, tabletas entre otros.

En general los videojuegos recrean entornos y situaciones en los que el jugador (o varios jugadores) pueden controlar personajes e interactuar con el entorno para alcanzar un objetivo determinado. Los objetivos varían en cada juego, desde hacer más goles que el equipo contrario para ganar un partido de fútbol, conquistar un país, evitar un desastre natural, alcanzar una cantidad determinada de puntos, sortear obstáculos para llegar a un destino o encontrar un tesoro.

Los videojuegos ofrecen experiencias potencialmente educativas al permitir:
  • Adquirir nuevos conocimientos.
  • Poner en práctica conocimientos conceptuales, procedimentales y actitudinales.
  • Desarrollar habilidades psicomotrices, así como la coordinación mano-vista.
  • Desarrollar habilidades de pensamiento crítico, estrategia y toma de decisiones.
  • Adquirir habilidades relacionadas con el mundo digital.
  • Desarrollar actitudes de superación y autoestima.
  • Aprender a compartir y colaborar con el otro.
  • Potenciar la fantasía, la imaginación y la creatividad.

Los videojuegos resultan potentes estrategias metodológicas que favorecen el aprendizaje significativo y constructivo en un entorno lúdico y digital que tanto motiva e interesa a los alumnos.

Existen diversos tipos de juegos entre los cuales los que tienen mayor potencial educativo son:

Juegos de práctica y resolución de problemas:
por ejemplo, ortográficos, matemáticos o lógicos. Por ejemplo Juegos de matemática (ángulos, teorema de Pitágoras, operaciones, raíces y potencias, multiplicación y división, uso de la calculadora) o de lengua como por ejemplo juegos para practicar verbos, lectoescritura, vocabulario y ortografía.

Juegos de estrategia: aquellos juegos en los que para lograr un objetivo final el jugador debe utilizar determinados recursos (materiales, humanos, poderes etc.) para alcanzar un resultado final. La toma de decisiones, la administración de recursos y la planificación son las principales habilidades que se ponen en juego.

Juegos de rol: en general recrean espacios o situaciones de la vida real en las que el jugador asume un rol con determinadas características y recursos. En el juego el personaje encarnado debe cumplir determinada función en interacción con el entorno.

Juegos de aventura: aquellos juegos en los que para lograr un objetivo final el jugador debe, en general a través de un personaje que controla, superar diversos obstáculos.

Juegos de simulación: son aquellos que simulan fenómenos ya sea naturales, físicos, sociales, políticos, económicos. Se caracterizan porque el jugador puede controlar ciertas variables que influirán en determinados resultados. Resultan muy útiles para tomar conciencia sobre el funcionamiento de dichos fenómenos y la posible intervención en los mismos.

Cuando los videojuegos recrean entornos, contextos o fenómenos reales resultan notablemente educativos ya que no sólo ponen en juego habilidades de pensamiento y estrategias cognitivas de diverso tipo, sino que además permiten adquirir conocimientos relativos a dichos contextos y fenómenos.

Fuente: Ineverycrea

22 abr. 2012

El fracaso escolar podría acabar en cinco años... ¿pero interesa?


El filósofo y profesor José Antonio Marina ha estimado que se puede acabar con el fracaso escolar en "cinco años", si bien se ha mostrado poco optimista en que esto pueda ocurrir en España pues, a su juicio, esta cuestión "no interesa lo suficiente" y "nadie cree que sea tan importante en el futuro".

El filósofo y profesor José Antonio Marina ha estimado que se puede acabar con el fracaso escolar en "cinco años", si bien se ha mostrado poco optimista en que esto pueda ocurrir en España pues, a su juicio, esta cuestión "no interesa lo suficiente" y "nadie cree que sea tan importante en el futuro".

Marina explica que hay estudios que indican que se puede salir de una situación de "mediocridad" como en la que, según afirma, se encuentra el sistema educativo español, con "una buena hoja de ruta, decisión política y entre 5 y 6 años".

En el caso del país, ha recordado que el fracaso escolar es superior al 30 por ciento, cuando la UE considera soportable el 10 por ciento. "Creo que podemos exigir a los políticos que el fracaso escolar puede desaparecer en cinco años", ha aseverado, si bien ha considerado que esto no ocurrirá porque esta cuestión "no interesa lo suficiente".

Sin embargo, ha destacado que el futuro a medio o largo plazo dependerá de lo "bien o mal que vaya la educación". Así, ha advertido de que, ante el futuro "muy competitivo" que se vislumbra, "si no se prepara a los chicos España será un país de tercera división regional" y se quedará "descolgada", lo que dará lugar a injusticias, pobreza y desigualdad.

Recortes

Marina también ha aludido a los recortes en educación y, en ese sentido, ha advertido de que "bajar al 4,3 por ciento" del PIB el gasto en este ámbito supone "traspasar la línea roja". Según mantiene, las inversiones pueden descender del 4,5 por ciento, el límite en el que se "se puede mejorar la gestión", pero si se baja de esta proporción "no hay nada que hacer".

Así, ha advertido de que habrá un "descenso de la calidad educativa" algo que, según ha apuntado, en este momento es "mortal" para una sociedad.

Profesores

El filósofo y profesor ha apostado por mantener un discurso "dramático" en sus planteamientos pero "optimista" en cuanto a las posibilidades que existen y, en ese sentido, ha reivindicado el papel de los profesores.

A juicio del experto, en España no ha habido buenos gestores educativos y, a ese respecto, estima que el "secreto" pasa por contar con "buenos equipos directivos y buena formación para el profesorado" en los centros. Así, ha advertido de que "mucho dinero y malos profesores" no valdría para nada.

También ha trasladado un mensaje de "responsabilidad" a la comunidad docente: "O lo arreglamos nosotros o no lo arregla nadie", ha asegurado, al tiempo que ha reivindicado el papel del profesor como la "conciencia educativa de la sociedad" y como el profesional que debe decidir "qué enseñar y cómo".

Sobre el modelo educativo idóneo, ha apostado por aprovechar "el tiempo y las nuevas tecnologías" si bien, sobre este último aspecto, ha matizado que habrá que discutir "qué es lo que deben saber los alumnos y qué tienen que saber buscar en el ordenador". "Un burro conectado a internet sigue siendo un burro", aseveró, reforzando su postura.

De igual modo, ha abogado por currículum integrados para que la trasferencia de conocimiento entre las distintas asignaturas sea más eficaz.

En cuanto a las posturas que defienden la segmentación del alumnado para propiciar la excelencia, ha abogado por "ocuparse de la media y hacer adaptaciones" con los que están por encima y por debajo. "No hay que hacer centros de excelencia, sino que dentro de los centros haya clases de excelencia para quien quiera ir más rápido en alguna asignatura".

Fuente:
La información

20 abr. 2012

Los niños que practican deporte sacan mejores notas



Los niños que practican deporte habitualmente sacan mejores notas y hacen más los deberes respecto a los alumnos que no hacen ejercicio físico.
 
Esos son los datos que se extraen del estudio realizado por el Observatorio de Estudios del Comportamiento (OEC) de Esade en colaboración con Danone, tras analizar los hábitos de más de 5.000 estudiantes de entre 6 y 12 años que acuden a las Escuelas Deportivas de Danone. El estudio destaca que el ejercicio físico ayuda a paliar el absentismo escolar, ya que el 40% de los menores que lo practican mejoran su rendimiento y presentan mayor motivación por ir al colegio, ha informado Esade en un comunicado.

Igualmente, practicar deporte hace disminuir el porcentaje de niños a los que no les gusta ir a clase, pasando de un 34% a un 18% de ellos.

Además de sacar mejores notas, los alumnos que realizan ejercicio físico destinan menos horas a ver la televisión y "pasan menos tiempo en la calle sin hacer nada".

El estudio también pone de manifiesto que las actividades extraescolares "convierten a los niños en mejores estudiantes", ya que les permite mejorar su expediente académico, así como sus hábitos alimenticios e higiénicos.

El deporte también repercute en el respeto a los profesores en el aula, mejorando la relación entre ellos, así como en el respeto entre los propios compañeros.

En particular, el fútbol se ha demostrado como "el mejor aliado" para padres y profesores ya que, además de su función lúdica, cumple con un importante papel de transmisión de valores, destaca el estudio.

Fuente:
Europa Press

17 abr. 2012

Personas con bajos ingresos y menor educación pasan más tiempo en Facebook


Quienes poseen un menor nivel de ingresos así como un bajo perfil educativo son quienes pasan más tiempo perdiéndolo en Facebook. Además, aquellos con una mayor duración en línea han asegurado sentirse más miserables con sus vidas.

Leif Denti, candidato a doctor en psicología de la Universidad de Gothenburg en Suecia realizo un estudio que se realizó a 1000 personas vía internet de entre 18 y 71 años, la encuesta revelo un dato muy interesante, mientras más baja sea la educación de la persona y sus ingresos sean bajos más tiempo pasan en Facebook.

Según Denti, el 85% de los encuestados afirmó que accede a Facebook a diario. Casi la mitad de ellos dijo que le costaba mantenerse informado si no accedía a la red social y curiosamente, un cuarto de esas personas admitió sentirse “enferma” si no se conecta de forma regular (síntomas de una adicción).

Entre las características particulares se reveló que las mujeres pasan en promedio 81 minutos en Facebook al día y escriben más acerca de sus emociones y relaciones. Por su parte, a los hombres tan sólo les basta con 64 minutos pero un tercio de los encuestados afirmó que provocan a otros. Entre ambos sexos, un cuarto de ellos mencionó que son proclives a fanfarronear frente a los demás.

Al respecto, Denti mencionó que en el rango de grupos socieconómicos, quienes poseen un menor nivel de ingresos así como un bajo perfil educativo son quienes pasan más tiempo perdiéndolo en Facebook. Además, aquellos con una mayor duración en línea han asegurado sentirse más miserables con sus vidas.

Cabe mencionar que el usuario promedio pasa 75 minutos al día en Facebook, se conecta unas 6,1 veces al día y el 70% lo hace apenas enciende la PC o el navegador. También se convirtió en un hábito arraigado entre los jóvenes ya que un 67% permanece en la red social para “matar el tiempo”.

Con estos datos negativos aún queda algo de esperanza, ya que Denti mencionó que Facebook es una herramienta que se utiliza para llevar mejor las relaciones con la familia o los amigos (los usuarios de mayor edad utilizan la red social para conocer gente y más del 50% de los usuarios comparten noticias y conocimiento) por lo que escriben cosas positivas o que les satisfacen. Desafortunadamente, sólo un 38% se regodea en su miseria escribiendo sobre eventos o emociones negativas.

Fuente: Rtu noticias

Cinco recomendaciones para un docente 2.0


La educación ha evolucionado de la mano con la tecnología, al igual que poco a poco los docentes han encontrado en las herramientas TIC, la posibilidad de dinamizar las clases, potencializar las capacidades y atraer la atención de los estudiantes.

Es necesario que el profesor sea una guía para los estudiantes en el proceso de explorar aplicaciones y/o espacios que ofrece el Internet, por eso presentamos cinco recomendaciones o claves para que los docentes integren las tecnologías de una manera efectiva y dinámica a su labor educativa.
  1. Participación en línea: Las comunidades virtuales brindan la posibilidad de crear grupos o comunidades temáticas. Esta estrategia puede ser útil a los docentes para incentivar la interacción de los alumnos. Por ejemplo se puede crear un grupo en Facebook en donde se realicen discusiones e intercambien ideas sobre temas específicos y/o objetivos del curso.
  2. Recursos y consulta dirigida: El docente puede ofrecer a sus estudiantes los recursos a consultar, es decir, guiar la búsqueda e investigación de los temas de clase. Internet permite encontrar un sinfín de información, es aquí donde el maestro presenta los lineamientos de consulta y en donde puede recomendar a parte de documentos, imágenes, vídeos y demás contenidos relevantes para el estudiante.
  3. Motivación del docente: Muchas de las falencias de los estudiantes en el momento de participar en clase, se debe a la falta de estrategias de motivación presentadas por el docente. En este sentido las TIC son un buen aliado ya que, ofrecen herramientas que logran motivar a los estudiantes a realizar de manera atractiva las tareas.
  4. Creación de ambientes colaborativos: La figura de que el docente es el único generador de conocimiento, lentamente se ha cambiado, sin perder de vista la misión orientadora del maestro. Actualmente y gracias a la consolidación de los ambientes virtuales y procesos de aprendizajes colaborativos. Estos espacios brindan la oportunidad de que los estudiantes profundicen e interactúen sobre temas educativos, aquí los maestros son los dinamizadores del proceso.
  5. Creatividad e Innovación: Las TIC no solo ofrecen información y entretenimiento, si no que brinda herramientas que ayudan a los estudiantes a crear, innovar y dejar volar su imaginación, además que los docentes pueden generar un empoderamiento de sus estudiantes a través del desarrollo de proyectos e iniciativas educativas.
Las herramientas tecnológicas permiten que los estudiantes obtengan diferentes estilos de aprendizaje por medio de audios, vídeos, documentos, entre otras aplicaciones con valor educativo y que los docentes puedan utilizar dentro del salón de clases.

Fuente: Tu Docente

12 abr. 2012

El objetivo de la educación: La deseducación

 
Noam Chomsky critica el actual sistema de enseñanza. Frente a la idea de que en nuestras escuelas se enseñan los valores democráticos, lo que realmente existe es un modelo colonial de enseñanza diseñado para formar profesores cuya dimensión intelectual quede devaluada y sea sustituida por un complejo de procedimientos y técnicas; un modelo que impide el pensamiento crítico e independiente, que no permite razonar sobre lo que se oculta tras las explicaciones y que, por ello mismo, fija estas explicaciones como las únicas posibles.

Fuente: Dailymotion

10 abr. 2012

Los deberes escolares: factor de "desigualdad social" o herramienta de aprendizaje

Aunque la mayoría de los docentes en España defienden la utilidad de los deberes y sus beneficios, no en todos los países se piensa así. Los deberes escolares son un clásico de la educación desde que el mundo es mundo, aunque sea una palabra ya desterrada y sustituida por 'actividades complementarias', como en su día ocurrió con la palabra tarea. Sustituido el nombre, la mayor confederación de padres y madres de alumnos de Francia se ha propuesto desterrar el concepto en sí, y que deje de haber trabajo escolar para realizar en casa.

Llevan una semana de huelga de deberes y tienen planteada otra semana más. Es una idea que la Confederación española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) se plantea trasladar a España y que a la Confederación Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA), sin embargo, no le parece nada buena, como tampoco a los docentes consultados por RTVE.es.

Se plantearon en el país vecino que los deberes "no hacen más que acentuar las desigualdades entre los niños que tiene ayuda y los que no". De hecho, han llamado a la clásica tarea "subcontratación pedagógica" y piden creatividad para que los cauces de relación familia-escuela sean más que "deberes y notas".

La CEAPA comparte con los franceses que las actividades complementarias no deben exisitir fuera de la aulas o al menos limitar la sobrecarga que, consideran, se produce actualmente. La CONCAPA cree que su supresión, en cambio, contribuiría "irresponsablemente" a aumentar el fracaso escolar. Confían en el resto de valores que, según esta confederación, aportan las tareas escolares en el hogar: hábitos de trabajo, de orden y de superación.

Para el profesor Javier Rosales Pardo, de la Facultad de Educación en la Universidad de Salamanca, lo principal es saber qué le pedimos a la educación de nuestro hijos: una formación basada en lo memorístico, en lo comprensivo, más en lo teórico, en lo práctico. "Como todo en la educación, exige una respuesta nada sencilla para un problema complejo. Una respuesta que exige la implicación de las instituciones y dejar paso al sentido común sobre los intereses".

El profesor Rosales reconoce que es una encrucijada en la que todos tienen razón: "los padres, porque ven que sus hijos tienen muchas tareas y ellos poco tiempo; los profesores, porque están presionados por currículos amplísimos y las pruebas son básicamente memorísticas; y los alumnos, porque los deberes son repetitivos y poco motivadores"
 
La tarea en casa no debe prolongar la actividad escolar

Desde el ámbito del desarrollo psicológico, el fomento de capacidades como la de organización y la autonomía se valora positivamente, pero se rechaza que se dedique ese tiempo a una prolongación de las tareas escolares. María Teresa González Martínez, profesora Psicología de la Universidad de Salamanca, cree que puede ser bueno dedicar media hora para desarollar aptitudes como la capacidad de planificar o la búsqueda de información. Pero apunta que esta media hora se debe enfocar de una manera creativa, que motive al alumno a implicarse en aprender, y no a hacer cuentas o a repasar los verbos.

Algunos docentes sí que aprueban que las tareas en casa sean una extensión de lo aprendido en el colegio. Los profesores piensan que hay parte del aprendizaje que hay que consolidar y que "no se puede dedicar una hora en el colegio, por ejemplo, a memorizar los ríos". Así lo ve Julio de Torres, director de una escuela pública de Valladolid, quien encuentra diferencia en los resultados académicos entre los que realizan las la tareas en casa y los que no.

En esto coincide con un director de colegio más veterano, Manuel Veleda, a punto de jubilarse con treinta años de docencia a su espalda. El responable del colegio público Cristóbal Colón cree que hay que diferenciar según las edades pero que es necesario dedicar alrededor de una hora a afianzar los conocimientos, para lo que que recomienda que además se haga el mismo día en que se explicó en clase para fijarlos más eficazmente.
 
Los deberes, "factor de exclusión"

En ese sentido, las asociaciones contrarias a los deberes encuentran el origen de las desigualdades. No en todos los hogares el grado de colaboración y preparación es igual, y por tanto, ven que se crea una desigualdad que en principio no se produciría si se reducen los deberes al ámbito escolar con un mismo profesor y los mismo compañeros.

Desde la enseñanza primaria, las horas lectivas pueden prolongarse hasta bien entra la tarde. Sobre las cinco o las seis de la tarde, si no se acuden a las actividades extraescolares, un alumno puede empezar a ser un niño libre. Un espacio que la profesora González Martínez ve fundamental para un desarrollo psicológico saludable.

Defiende las ventajas del tiempo de juego libre y creativo y de las relaciones fuera del aula con familia o amigos. "No es un tiempo perdido es un tiempo también para crecer en otros aspectos fundamentales de la personalidad en una etapa evolutiva clave", apunta.

La docente de la Universidad de Salamanca considera que los niños de hoy "son unos pluriempleados". Los deberes excesivos son un lastre pero también el horario abusivo de actividades extraescolares o la flexibilidad de la responsabilides familiares y la delegación en los abuelos u otras personas. En la adolescencia, asegura, se ven las primeras consecuncias negativas de este cóctel de factores en conductas nada dóciles.
 
"Una cosa es la enseñanza y otra es la educación"

El profesor Valeda apura este argumento: "Una cosa es la enseñanza y otra cosa es la educación". Siendo ámbitos necesariamente complementarios, la escuela tiene la responsabilidad del primer entorno y la familia del segundo, según este director de colegio.

Los deberes son libres: elección del docente tanto en cantidad como en calidad. Beatriz Barreiro, madre de Alberto, un niño de once años, ha ido viviendo, disfrutando y sufriendo esta libertad. "Hubo un curso en el que el trabajo en casa era demasiado para él y para nosotros, había días de hasta tres horas: demasiados deberes que nos ocupaban a todos y que nos llevaba a preguntarnos qué hacía en el cole".

Al final, reconoce, "acabas haciendo los deberes, para que la cosa no se alargue más y porque te da pena verle ahí dándole vueltas a las cuentas"

Era otro de los argumentos de la confederación francesa, en muchos casos no se fomenta la autonomía y acaba siendo un trabajo para los padres. Además, apuntaban en el comunicado para plantear la quincena sin deberes: "Los niños tiene que mostrar en casa lo que han hecho en clase, no mostrar en clase lo que han hecho en casa",

Luego la situación ha ido evolucionando en casa de Alberto, con tareas más "normales" sobre las que se ha generado una rutina y que ya afronta en solitario. Pero a ahora a esta labor suma otras dos, natación e inglés, para mejorar la enseñanza que recibe en un colegio del barrio madrileño de Moratalaz. En definitiva, su espacio para hacer lo que le venga en gana se pospone al fin de semana.
Reino Unido consideró la tarea factor de infelicidad y desigualdad

La iniciativa francesa de la huelga de deberes es novedosa, pero no es el primer país preocupado por las consecuencias de los deberes en los alumnos. En 2008, la Association of Teachers and Lectures (ATL), la asociación más importante de maestros de Inglaterra y Gales, concluyó en un estudio que los deberes "imponen una enorme cantidad de estrés, particularmente sobre los niños más desfavorecidos de hogares desfavorecidos".

En el caso de los niños más pobres, explicaba la secretaria general de ATL, Mary Bousted, la carencia de material escolar y de padres con educación convierten los deberes escolares en una fuente de insatisfacción que alimentan el resentimiento contra la escuela.

Una investigación del Instituto de Educación de la Universidad de Londres concluyó que los deberes pueden provocar tal enfrentamiento entre padres e hijos que contrarrestan cualquier beneficio educativo que pudieran producir.

Según recoge el diario londinense, Dylan Williams, subdirector del Instituto, señala que "los deberes más efectivos son los preparatorios, pedir a los niños que preparen algo para las lecciones siguientes. El sistema con menos fuerza -añade- es el más predominante, en el que se pide a los alumnos que completen lo que estén haciendo en la lección".
 
Un informe en Navarra, tareas entre 15 minutos y tres horas

En junio de 2011, el Consejo Escolar de Navarra publicó un informe a instancias del defensor del Pueblo después de recibir las denuncias de varias familias navarras que protestaban por el exceso de trabajo en casa. Se llevó al parlamento foral, pero se desestimaron sus resultados al considerar que eran pocas las fuentes para el estudio.

En cualquier caso, la Administración reconoció que que las tareas escolares "causan controversia" en muchos sistemas educativos y que dividen a la comunidad educativa. Entre las recomenciones del informe se fijaban unos límites para la tarea: entre 15 minutos y 3 horas, según la edad. Así se aconsejaba, que los alumnos de 1º y 2º de Primaria dediquen 15 minutos; los de 3º y 4º de Primaria, media hora; los de 5º y 6º de Primaria, una hora; los de la ESO (12-16), dos horas y los de Bachiller (16-18), tres.

Los maestros y profesores consultados en el informe coinciden en que hay que priorizar el tiempo y no"sobrecargar" a los niños con actividades extraescolares que les impidan hacer las tareas en casa. Según sus conclusiones, los deberes sirven para: afianzar el aprendizaje, impulsar el trabajo autónomo, fomentar el trabajo en grupo, buenos hábitos de estudio, implicación de la familia, e individualización.

Eso sí, tienen que estar planificadas, no reemplazar a las clases, ser adecuadas a la edad y las necesidades individuales y ser motivadoras.

Fuente: rtve

El cerebro adolescente es impulsivo


Se cree que los problemas típicos de los adolescentes -sus cambios súbitos de ánimo, su malhumor y la manera temeraria de enfrentar la vida- son culpa de las hormonas "fuera de control", o de la mala crianza.

Ahora, sin embargo, una nueva investigación encontró que la verdadera causa de estos trastornos de la adolescencia está en el cerebro. Durante los años de la adolescencia ocurren cambios importantes dentro del cerebro. Las nuevas técnicas de imágenes computarizadas han sorprendido a los científicos al demostrar que los cerebros tardan mucho más en madurar de lo que se pensaba.


Los cerebros adolescentes no se convierten súbitamente de cerebros infantiles a cerebros adultos. El cerebro humano, el objeto más complejo que se conoce en el universo (uno que, por cierto, sólo requiere 25 vatios -el equivalente a una bombilla de baja energía- para funcionar), sólo llega a ser un órgano acabado cuando cumplimos 20 años de edad.

En el útero, el ser humano desarrolla unas 8.000 neuronas cada segundo. Para cuando nacemos, contamos con todas las neuronas que necesitaremos en nuestra vida. A partir de allí, igual que un arribista ambicioso, lo importante es establecer nuevas conexiones. Cada una de los cientos de miles de millones de neuronas con las que nacemos producen, en promedio, 10.000 conexiones diferentes. Esto ocurre tan rápido que para cuando el niño cumple seis años ya está establecida la estructura básica de su cerebro. Desde el nacimiento hasta que llegamos a la pubertad, el cerebro continúa creciendo. Y entonces ocurre algo verdaderamente extraordinario. A partir de los 12 años, en lugar de seguir haciendo nuevas conexiones, el cerebro comienza a perderlas.

"Podado sin piedad"

Durante los años de la adolescencia, cada año perdemos cerca de 1% de la materia gris de nuestro cerebro. Aunque esto suene a malas noticias, o a un indicio de que nuestro cerebro ha comenzado su decadencia, no es así.

Durante la adolescencia el cerebro se está reformando. Es un proceso similar al de un escultor que comienza con un gran bloque de mármol. Para crear una estatua tiene que "pulir aquí y cortar allá", lentamente convirtiendo el bloque uniforme en algo bello.

Los escáneres nos permiten ver lo que ocurre dentro del cerebro adolescente. Lo que ocurre en la adolescencia es que el cerebro está siendo descargado. Todas sus conexiones innecesarias o inútiles son podadas sin piedad. Es por eso que los años de la adolescencia son críticos para el futuro desarrollo del individuo. Las capacidades y hábitos que se adquieran en esta época probablemente persistirán.

Este proceso de podado eventualmente hará al cerebro adolescente más rápido y más poderoso. Sin embargo, los escáneres han mostrado que la última región del cerebro que alcanza su total madurez es la corteza prefrontal. Esta región cerebral es la responsable de funciones como la planeación, la anticipación, el control de las propias emociones y el entendimiento de los demás. En esencia, lo que hace a una persona ser adulto.

Sin frenos

Si no se cuenta con una corteza prefrontal totalmente funcional, el individuo tiende a ser impulsivo e insensible a los sentimientos de los demás y a tomar riesgos innecesarios. Además de carecer de algunos de los mecanismos esenciales de "frenado" de conductas impulsivas que ofrece la corteza prefrontal, el cerebro adolescente también parece tener un "acelerador" cerebral siempre pisado a fondo. Siempre que un adolescente se arriesga a algo, como a conducir un auto demasiado rápido, el cerebro es recompensado con una descarga hormonal, una euforia natural mucho más fuerte de la que podría sentir un adulto. Una explicación de porqué los adolescentes tienen conexiones que los hacen temerarios es que arriesgarse les ayuda a explorar el mundo, a tratar una variedad de cosas nuevas.

Las imágenes computarizadas cerebrales modernas nos han permitido mirar dentro del cerebro de un adolescente y ahora los padres quizás entenderán muchas cosas. Ahora que sabemos que gran parte de la mala conducta podría deberse a un producto del cableado inacabado dentro de la cabeza adolescente, quizás seremos un poco más comprensivos.

Fuente: BBC
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compartir